¿Qué tipo de padre o madre eres? En Papaciencia te proponemos un nuevo trato, una nueva manera de ver la parentalidad. El primer paso es mirarte con honestidad para saber qué tipo de padre o madre eres hoy.

Dentro de nuestra Parentología existen 4 pilares afectivo-conductuales que en sus distintas combinaciones nos llevan a distinguir los tipos de padres que estamos siendo. Estos pilares son: control, amistad, compromiso y protección.

De las combinaciones anteriores nacen 5 arquetipos de parentalidad.

¿Con cuál te identificas?

PAPAUSENTE

Es el tipo de papá o mamá que no tiene una relación directa y regular con sus hijos independiente de su presencia física (hay padres que son ausentes y que viven con sus hijos). Generalmente no es parte de su vida cotidiana y la motivación para relacionarse con ellos está mas ligada a la culpa que a la necesidad de tener un un vínculo mas bien sólido, donde los niveles de control, compromiso y protección son bajos. En los casos mas extremos es probable que no conozcan el colegio donde estudian ni tampoco quienes son sus amigos, y en general, no participan de hitos como cumpleaños, fiestas de fin de año, navidad, etcétera. Probablemente no tienen una agenda establecida con ellos ni son parte de las personas que están pendientes de las necesidades cotidianas de su hijo (que van mas allá de lo material).

El niño de un Papausente tiende a ser defensivo, que entabla relaciones donde predomina la indiferencia como una manera de protección para no volver a vivir abandono o rechazo como el que sintió de su padre o madre en la primera infancia. Niño inseguro con temor al acercamiento, a ratos agresivo y hostil.

PAPAUTORITARIO

Si bien nadie está encasillado 100% en un modelo de padre o madre (porque tenemos matices en nuestras conductas) el Papautoritario, tiende a ser el papá o mamá con un alto nivel de control y bajo nivel de amistad, que se siente satisfecho por darle a sus hijos todo lo material que puedan necesitar (techo, abrigo, educación, salud, recreación, viajes, etcétera) y cree que eso le da el derecho a hacer sentir que su palabra es ley frente a sus hijos. Está cómodo(a) y tranquilo(a) al saber que la labor de contención, cariño y guía para ellos es principalmente trabajo de alguien más. Es importante darse cuenta que el cariño, afecto y compromiso que se le puede dar no es reemplazable por dinero, comodidades ni por otra persona.

El niño de un Papautoritario tiende a ser inseguro e introvertido dado por la permanente amenaza de abandono y devaluación que utiliza el padre o la madre para ejercer el control sobre éste y demostrar su autoridad. Lo que se acerca a un tipo de apego, ansioso resistente.

PAPÁNICO

Es el tipo de papá o mamá que vive con miedo que a sus hijos les pase algo malo y siente que sólo el o ella los puede proteger de las amenazas del mundo. Esto los lleva a tener excesivos niveles de protección y un compromiso mal entendido. Prefiere postergar sus tiempos libres y de descanso para estar con ellos y no perderlos de vista ni un segundo. Es muy probable que tenga cámaras de vigilancia en su casa para poder observarlos y si no las tiene, le encantaría comprar unas cuantas. Su mejor aliado es el celular para estar siempre comunicado cuando no está en el hogar. Le cuesta dar permiso para ir a casa de amigos sin estar presente y, si sus hijos son más grandes y van a fiestas, los podría esperar afuera hasta que terminen. Con esta conducta sus hijos no tendrán herramientas para enfrentar el mundo, tanta protección finalmente los desprotege!

El niño de un Papánico tiende a tener una baja tolerancia a la frustración, a ver muchas amenazas en el medio y a ser mas bien desorganizado (tanto interna como externamente), porque siempre su figura de apego le resolvió todos sus problemas. Son poco autoexigentes y a ratos ineptos porque desconocen como satisfacer su necesidades.

PAPARTNER

Si bien existen distintos grados de involucramiento en un modelo de parentalidad (porque tenemos matices en nuestras conductas) un Papartner, es ese tipo de papá o mamá simpático, moderno y cool con un alto nivel de amistad pero contrarrestado por un bajo nivel de control y protección. Está muy presente en la vida de su(s) hijo(s), sobre todo cuando se trata de pasarla bien. Lo trata como a un igual ya que cree que siendo su “amigo” basta para cumplir con su rol formador. Pero, los niños también necesitan de un padre o madre protector, que ponga límites, que los guie y que sea un soporte emocional para ellos. Un Papartner no tiene porqué dejar de ser el tipo de papá que es, sólo necesita complementar su rol reforzando otros ámbitos de la vida de sus hijos, entendiendo que necesitan que esté un escalón más arriba que ellos.

El niño tiende a ser desconfiado y en ocasiones insensible y mas bien superficial frente a los demás. Tiene relaciones donde externamente hay un contacto, pero internamente se resisten a profundizarlo. Son reticentes a compartir su mundo interior y a sentir que puede crear vínculos afectivos mas íntimos con otros. Lo que se acerca a un tipo de apego, inseguro ambivalente.

PAPAFARO

Es el modelo de Parentología que equilibra lo mejor de cada arquetipo. Da la seguridad que los hijos necesitan, siempre está allí cuando lo requieren, pero entiende que ellos son personas independientes y distintas a el. También es capaz de poner normas y límites claros, de guiarlos y reprenderlos cuando es necesario, pero también sabe cuando es momento de apapacharlos, consentirlos y premiarlos. A pesar que es un padre o madre muy presente, también sabe respetar sus espacios personales al igual que los de sus hijos. Es como un verdadero faro sólido y estable, que ilumina el camino, permitiendo que desarrollen todo su potencial único. Sabe graduar el control, amistad, protección y compromiso de acuerdo a cada situación, generando una parentalidad asertiva y consciente. Un Papafaro tiene la humildad de reconocer que siempre hay que seguir aprendiendo.

Son niños con una excelente autoestima, seguros, autónomos y muy regulados emocionalmente, dado que el vínculo con sus padres fue en base a la confianza, protección e independencia puesto que les entregaron las herramientas necesarias para resolver los problemas por si mismos. Lo que se denomina un tipo de Apego Seguro.