¿QUE ES #PAPACIENCIA?

Guiar a los hijos es una tarea que requiere dar un extra, es una verdadera ciencia, mezclada con mucha paciencia, a través de herramientas motivadoras, efectivas y transformadoras. A diferencia de otros modelos de parentalidad, Papaciencia se enfoca en entrenar a los padres y madres en todos los modelos de familia, para que descubran qué tipo de padres quieren ser a la hora de inspirar a sus hijos para liberar su máximo potencial.

En Papaciencia Inc. a través de nuestro equipo de expertos, nos hemos propuesto la tarea de convertir a los padres en los mejores inspiradores de sus hijos, a los profesores y orientadores en sus incondicionales aliados en este proceso y a los niños en los verdaderos beneficiados de nuestro programa a partir de sus características únicas.

El programa Papaciencia toma los conceptos más relevantes del Parenting, la Psicología Positiva y la Genealogía, y los asocia a diversas técnicas de coaching, con el objetivo de ofrecer un modelo diferente y único que hemos denominado Parentología. Se trata de una hoja de ruta, una mirada reconstructiva para la familia, donde los padres (padre, madre o adulto responsable en la crianza de un niño) se hacen positivamente conscientes de la relevancia de su rol, asumiendo un compromiso y profundo proceso de cambio, convirtiéndose en los principales motivadores de sus hijos.

En este “nuevo trato”, el adulto aceptará la individualidad del niño y su derecho a influir desde pequeño en su desarrollo, a través de sus propias motivaciones, personalidad, talentos e intereses, sin etiquetas adultas. Teniendo el niño un marco que establezca normas y límites claros que le ayuden a anticipar la consecuencia de su conducta. De esta manera, buscamos que cada niño se desarrolle de forma autónoma a partir de la guía de sus padres, pero reconociendo sus rasgos únicos y potencialidades.

¿Y qué queremos para los padres en este proceso? Enseñarles a sacar la mejor versión de si mismos. Quienes tienen Papaciencia son esos padres que inspiran desde una experiencia nutritiva, afectiva y consciente; que no imponen su molde y al mismo tiempo marcan una cancha segura donde sus hijos puedan desarrollarse.

¿Cómo lo hacemos? Estableciendo un profundo compromiso de cambio y transformación parental, que les permitirá deshacerse de viejos patrones de conducta que inciden y traban la crianza-desarrollo de sus hijos.